jueves, 24 de septiembre de 2020

"Lleno histórico"

"Triana fueron ayer los protagonistas del primer gran lleno en el palacio de deportes de Montjuïc que logra un grupo nacional. Ocho mil personas dentro y dos mil fuera sin poder acceder al sonido descriptivo, sinfónico y grandioso de los tres de Sevilla.
El cantaor José el de la Tomasa fue quien inesperadamente abrió el concierto aguantando las protestas del público que se impacientaba  ante la perspectiva de Triana. Cuando los tres Sevillanos, acompañados por Enrique Carmona al bajo y la guitarra eléctrica salieron al escenario, ya se intuyó que escenicamente la cosa iba a ser fria. Estática. Cuatro hombres sentados, lejanos uno del otro, y sin ninguna aportación corporal que le quitara ampulosidad al resultado general, empezando por la desastrosa iluminación. Triana són ahora sin ningún tipo de dudas, una gran máquina bien organizada y engrasada para producir un producto: El que producen y que siempre han producido, el que se ha visto que vende. ¿Pero donde está el duende?  ( Tele Expre, apoyo titulado "La noche fue sombra")

 José de la Tomasa era muy amigo de Jesús, amigo de la infancia, "De jugar a las cajillas por la calle", se criaron juntos en el mismo barrio y compartían la pasión por la música, el cantaor haciendo cosas de Soul ("Sobre todo Otis Redding") Y el cantante admirando el flamenco. "Siempre le ha gustado mucho, le gustaban los cantes con raíces", comenta hoy José. Cuando decidieron utilizarle para abrir los conciertos, fue una decisión arriesgada: Un cantaor joven, puro y gitano, quizás el único que se escribía sus propias letras. Compartieron una docena de conciertos en plazas de toros: Madrid, Barcelona, Mallorca, Málaga...
"Yo lo pasé muy mal, porque imagínate, enfrentarte a un público que lo que quiere es escuchar a Triana y de pronto sale un cantaor con un guitarrista. Pero después le gustaba a la gente, para mí fue la época más importante de mi vida, por luchar con la gente y por dar a conocer el flamenco en recintos de diez mil personas".

El pabellón de Móstoles, con mucho más público que el que dieran días antes Iggy Pop, y la Banda trapera del Río, se organiza un concierto de Rock Andaluz, con un cartel integrado por Triana, Storm, Guadalquivir, Imán, y Gualberto. Con la canción "En el lago" empezaron Triana su espectacular concierto lleno de luz y poesía en el festival de Rock Andaluz que se celebró hace unos días en el pueblo de Móstoles. Más de seis mil tíos y tías que llenaban el "Poli" de Móstoles podían hacer suyas las palabras y los sentimientos de Jesús de la Rosa. Toda la gente se puso en pie y vibró con ellos pidiendo más canciones. "Fueron los triunfadores de la noche" (Disco Expres)

De "Lleno histórico" fue calificado el que se registró en el parque de atracciones de Madrid la mañana del domingo 30 de septiembre de 1979. El gancho fue el acto de entrega de tres discos de platino a Triana y su posterior actuación, pero antes visitaron el escenario leño, un representante de Edwin Starr y Sylvie Vartan.
35.000 asistentes, apuntan las crónicas: El mayor lleno del parque de atracciones.
'Sombra y Luz' era en esos momentos el LP más veterano de la lista de ventas, junto al de Victor Manuel, y los tres discos de platino fueron entregados por Paco Enrique (Radio Sevilla) Cuno Cuetos (Radio Bilbao) y Rafael Revert.
La compañía de discos lanzó dos hojas promocionales con el titulo '35.000 fans' cargadas de fotos relatando el evento. "Aquello era la plenitud, la locura, el desmadre generalizado, la comunión total de un grupo con su público, un público masivo que, como se vio claramente, no tiene edad, sexo ni estrato social. Era la afición musical española en pleno aclamando al grupo español número uno. Triana no es un boom prefabricado, ni éxito momentáneo, ni un producto cocinado en un despacho o un estudio. Triana son tres discos funcionando a tope, el apoyo incondicional de miles y miles de aficionados en todo el país, un obra valorada en su totalidad y unos músicos capaces de llenar a reventar un auditorio y levantar a la gente de sus asientos.
Triana son ya el número uno del Rock español, con un sonido inconfundible, con sus teclados que surgen del profundo misterio de la noche Andaluza, con la evocadora guitarra flamenca, con una nostálgica voz llena de ecos del sur, con una contundente batería que fija al grupo en la tierra, y con el embrujo de las calles de Sevilla que sintetiza el espíritu de una generación de cusimos.




Parque de Atracciones de Madrid en 1981 (No es la grabación del concierto considerado como "lleno histórico" De la mañana del domingo 30 de septiembre de 1979 en el Parque de Atracciones de Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario